Viaje Albarracin -Hablamos de comida
354
post-template-default,single,single-post,postid-354,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Viaje Albarracín

 

Entre los días 3 y 5 de julio, mi familia y yo nos fuimos unos días a Albarracín. Nos instalamos en el hotel Doña Blanca. El hotel nos gustó porque era el único que tenia parking vigilado.

 

Al llegar al mismo, en seguida nos dieron un mapa, indicándonos las cosas que había que ver. Entre ellas, estaban señaladas la Plaza Mayor y los locales donde se podían contratar visitas guiadas.

 

Después de acomodarnos en nuestras habitaciones, nos fuimos a visitar el pueblo. Cuando llegamos a la Plaza Mayor contratamos a un guía turístico para que nos enseñara los monumentos y un poco de su historia. Como parte de la visita, nos llevaron a una casa-museo para que viéramos las casas típicas. Para finalizar, nos llevaron a la tienda para disfrutar de una degustación de embutidos y quesos típicos de Albarracín.

 

Por la noche buscamos algún sitio para cenar. El hotel que estamos hospedados no tenía restaurante, pero ellos mismos nos recomendaron un mesón en el que enseñando la llave, nos daban una botella de vino en la cena de obsequio.

 

El mesón se llama Mesón del Gallo. Cenamos para los cuatro un par de pizzas y una botella de vino blanco. La cena estuvo bien, pero cuando fuimos a pagar tuvimos que reclamar ya que nos habían cobrado cosas que no deberían, como la botella del vino. En general, el trato recibido no fue el correcto, por lo que decidimos no volver a ese sitio.

 

Al día siguiente, por la mañana, fuimos a ver las pinturas rupestres con un guía que contratamos. La excursión duró toda la mañana. La verdad es que tuvimos mucha suerte con el grupo de gente y con el chico que nos hizo la visita. A continuación, podemos ver algunas fotos que hicimos en la visita de las pinturas rupestres de Albarracín.

 

 

Albarracín

 

Cuando terminó, nos fuimos a comer. Mi padre tenía muchas ganas de ir a un asador que tenía muy buenas críticas en las redes sociales y en el que podría comer algo típico, así que fuimos al Asador de Albarracín. Al llegar pudimos ver que había una excursión, por lo que el comedor estaba lleno y pensamos que tardarían en atendernos. No obstante, no fue así. Lo tenían todo muy bien organizado, nos ofrecieron algo para beber y nos dieron la carta.

 

El primer plato migas caseras.

 

Migas caseras

 

De segundo solomillo de cerdo relleno de foie.

 

solomillo de cerdo relleno de foie

 

Y de postre helado, tenia de todo tiempo de helado yo pedí magnum de chocolate blanco.

 

Lo que nos sorprendió de este restaurante es que pedimos un montón de bebida, para ponernos en situación acabamos de venir de las pinturas rupestres, y ese fin de semana estábamos en una ola de calor. Éramos 4 y pedimos 2 botella de agua y 4 coca colas. En la mayorías de sitios la bebida la cobran a parte o una entra una en el menú y el resto la pagas, pero en este sitio no toda la bebida que quieras (todo eso con cabeza sin pasarse) entra dentro del precio.

 

Como nos llamo la atención llamamos a la camarera y le dijimos que no nos había cobrado el agua y nos dijo que entraba en el precio, que estaba bien la cuenta.

 

Salimos del local muy contentos ya que a pesar de que había una excursión no tardaron nada en atendernos y el trato personal fue estupendo.

 

Por la noche fuimos a cenar a un bar de tapas llamado La despensa.

 

 

la despensa

 

El sitio es muy pequeño pero está muy bien. Pedimos varias tapas: patatas bravas, un plato de queso de Albarracín , un plato de jamón, unas tostas de pan con cecina.

 

 

queso Alabarrin

 

Al día siguiente preparamos las maletas y las dejamos en el coche. Lo bueno del hotel Doña Blanca es que nos dejó tener el coche en el parking hasta que nos fuéramos.

Nos fuimos a la plaza Mayor y en un bar nos tomamos unos refrescos y un plato de jamón.

 

Plaza Mayor

 

A la hora de comer repetimos restaurante fuimos al Asador .

Esta vez pedimos menos bebida.

De primero fantasma de Abarracin.

 

fantasma de albarracin

 

Se segundo Ternasco.

 

Ternasco

 

Postre Coulant de chocolate.

 

coulant de chocolate

 

El trato fue excelente.

 

Ya acabado, fue un viaje bonito, el pueblo es una pasada y esta muy bien cuidado.

 

Os recomiendo que os paséis por Albarracín.

 

 

albarracin

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies